Dignidad humana

28.1.09

Tribunal Supremo de España y Educación para la Ciudadanía

Soy profesor de Filosofía en enseñanza media. Considero que ninguna autoridad del mundo, incluido el Tribunal Supremo, puede obligar con justicia a los padres a que en los institutos enseñen a sus hijos obligatoriamente que la homosexualidad es una opción equiparable a la heterosexualidad y que la democracia no debe basarse en el iusnaturalismo. Esta Sentencia me parece preocupante y como docente me plantea la dignidad de mi propia profesión.


José Ignacio Moreno Iturralde