Dignidad humana

20.9.08

Sentido común y respeto a la vida humana

Tener sentido común no es tan sencillo. En la antigua época inca alguien podría enarbolar el sentido común para afirmar que habría que descender sensiblemente el número de sacrificios humanos. En tiempos hitlerianos algún hombre pretendidamente moderado defendería que los experimentos con judíos debían reducirse. También algún “sensato” talibán actual sería partidario de la lapidación de mujeres solo en casos extremos. Esto mismo nos ocurre hoy con la nueva ley de plazos que se pretende elaborar.¿Han visto alguno de ustedes una ecografía de una embarazada de nueve semanas y dos días? Se distingue perfectamente el cuerpo, la cabeza, los brazos, las piernas y se oye el latido de su corazón. Concluyo: el sentido común se ve influido por las costumbres pero es vital que antes se base en la realidad de las cosas.

José Ignacio Moreno Iturralde