Dignidad humana

30.8.08

Sida, abstinencia y fidelidad

El combate contra la pandemia del sida sigue en vigor. El número de mortales que coexisten con el VIH, en todo el universo, se eleva a unos 33 millones. En 2007 se contaminaron 2,7 millones y expiraron, como resultado de esta lacra mortal, 2,1 millones de personas, de acuerdo con Onusida, “el número total de personas que viven con el virus de la muerte ha aumentado en 7.500 nuevas infecciones diarias”. También hay datos positivos unidos a los valiosos logros de los planes contra este letal estigma del siglo XXI. Los terruños indigentes están tomando antirretrovirales, unos tres millones de aborígenes. En los últimos dos años ha descendido la defunción ligada al sida, de 2,2 millones a 2 millones. No obstante, “esta enfermedad continúa siendo la principal causa de mortandad en África, donde viven el 67 por ciento de las personas VIH positivas de todo el mundo”. Onusida asevera que en algunos lugares “los cambios en el comportamiento sexual han tenido como resultado descensos en el número de nuevas infecciones por el sida”. En los territorios más aquejados por esta mortal pandemia, los mozalbetes demoran el principio de los roces carnales, por lo que el peligro de contagio se reduce. Estos síntomas se han comprobado en Burkina Faso, Camerún, Etiopía, Ghana, Malaui, Uganda y Zambia. En Camerún el porcentaje de adolescentes que tenían relaciones carnales a los 15 años, se rebajó del 35 al 14 por ciento. “Prácticamente en todas las regiones del mundo, excepto en África meridional, las infecciones por el VIH afectan, sobre todo, a los consumidores de drogas inyectables, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y los profesionales del sexo”, asevera el informe. En Estados Unidos llevan mucho tiempo investigando otras estrategias orientadas a conseguir la disminución de las relaciones sexuales para evitar el sida. Son las que contienen el estímulo a la abstinencia y a la fidelidad. Dicha actitud tiene consecuencias eficientes en el descenso de las fecundaciones no queridas y la interrupción voluntaria del estado de gravidez. El presidente de Uganda, logró que la población modificara la conducta sexual. El ABC se asienta en; A) abstinencia, B) fidelidad y C) castidad, según “Uganda´s Demografiphic and Health Survey”. Por otra parte, Kofi Annan, el que fuera secretario general de Naciones Unidas, ha expresado “que el sida también está causando estragos en la infancia”.


CLEMENTE FERRER ROSELLÓ