Dignidad humana

28.7.08

En torno a la eutanasia

Ante los guiños que el gobierno español hace la eutanasia hay que abrir bien los ojos, no vaya a ser que nos quedemos ciegos. Al ver a un enfermo con una severa discapacidad uno puede preguntarse...¿Por qué no va a tener derecho esa persona a pedir que supriman su vida sufriente si así lo desea?...Realmente la reflexión puede estar movida por la compasión. Pero...¿Qué hemos de decir a otra persona, con similar deseo a la anterior, al estar desesperada por una fuerte depresión de la que no logra curarse. ¿Por qué no otorgar el suicidio asistido a alguien que, por una tragedia familiar, no ve ya ningún sentido a su vida? Seamos más progresistas: imaginemos a un joven que se cree muy listo. Viendo el cotarro del mundo, decide que no le compensa vivir y pide la eutanasia para sentirse, al menos, acompañado por una legislación comprensiva y solidaria respecto a él. Lo que quiero decir es que, de un modo muy aparentemente lógico, la autonomía total de la razón respecto a la propia vida lleva a la locura. En Bélgica existen algunas farmacias donde pueden comprarse “kids” para suicidarse. Ante esto quisiera decir que la persona no puede tener autoconciencia perfecta porque no es pura razón, ni tiene en sí misma el origen de la razón de su existencia. El estado no puede legalizar algo para lo que no es competente puesto que no lo es ni la propia persona. ¿No podría ser que el dolor
–mitigado todo lo posible- tenga un valor profundo para la persona y la sociedad?



José Ignacio Moreno Iturralde

1 Comentarios:

  • mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

    By Anonymous Anónimo, at 5:58 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home