Dignidad humana

22.7.08

El Ministerio de Igualdad y las clínicas abortistas

El Foro de la Familia sugiere a la Ministra de Igualdad que se preocupe de las victimas del aborto y no sólo de quienes lo han convertido en un negocio

Es una terrible incoherencia que Aído quiera coadyuvar a que el aborto se convierta en un puro negocio lucrativo sin prestar atención a las victimas: las mujeres que no hallan alternativas a esta inmensa tragedia y los niños que no llegan a nacer. ¿Va a ser el Ministerio de Igualdad la cobertura gubernamental de la fortuna privada de unos pocos a costa de los derechos constitucionalmente garantizados?

Madrid, 22 de julio de 2008.- El anuncio por la Ministra de Igualdad sobre la participación de las clínicas abortistas en la comisión de expertos para estudiar la posible reforma de la 'Ley del aborto', resulta escandaloso pues acredita que la preocupación del Gobierno no son la mujeres que acuden al aborto porque se encuentran solas y abandonadas ante problemas que las superan ni los derechos constitucionales de los no nacidos; sino sólo el mantenimiento de los negocios mercantiles y muy lucrativos de quienes han convertido el drama inmenso del aborto en una gran empresa. El presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, señaló que "a quienes debiera escuchar la ministra de Igualdad en esta materia es a quienes hasta ahora no han sido tenidos en cuenta: esos cientos de miles de mujeres que se han visto abandonadas, solas y abocadas al aborto ante la falta de solidaridad y alternativas positivas; a quienes vienen -desde el voluntariado social- prestando ayuda y apoyo a esas mujeres desde hace años con escaso o nulo apoyo de las Administraciones Públicas; y a los defensores de la vida y los derechos del no nacido y de la madre".

Además, el Presidente del Foro de la Familia añadió que “sorprende que la teórica Ministra de Igualdad se olvide de igualar a las mujeres desamparadas que acuden al aborto porque nadie se ocupa de sus problemas con las que sí tienen los apoyos necesarios para afrontar las dificultades que un embarazo imprevisto puede suponerles. Sorprende que la teórica ministra de Igualdad se olvide de trabajar para igualar a los niños a quienes se permite nacer con aquellos otros cuya vida concluye en los quirófanos de esas clínicas cuyo negocio tanto preocupa a la Ministra Aído”. Ante tales circunstancias, el Foro de la Familia se pregunta: ¿Se ha creado un Ministerio de Igualdad para proteger un negocio mercantil en los límites de la legalidad? ¿Va a ser el Ministerio de Igualdad la cobertura gubernamental de la fortuna privada de unos pocos a costa de los derechos constitucionalmente garantizados?

Igualmente, el Foro de la Familia, a través de su Presidente, se permite recordar a la Ministra Aído que la vida del nasciturus es un bien protegido y amparado por el artículo 15 de la Constitución Española según estableció el Tribunal Constitucional en su sentencia de 1985 sobre esta materia. En este sentido, Benigno Blanco señaló que "es una terrible hipocresía que Aído apoye y proteja que se convierta en un puro negocio lucrativo la destrucción de un bien fundamental reconocido y amparado por la Constitución como la vida del no nacido, en vez de apoyar a las mujeres que se han sentido desamparadas ante un embarazo inesperado y los problemas que esta situación les genera". Además Benigno Blanco preguntó: “¿Hay que recordarle a una Ministra que se considera de izquierdas y feminista que hay que defender al más débil -el no nacido- y a la mujer más que a quienes viven de la industria del aborto?” Por este motivo el Foro Español de la Familia, desde finales de 2006, está impulsando la presentación de 17 iniciativas legislativas populares, una por Comunidad Autónoma, para lograr la implicación de las Administraciones locales y autonómicas en la financiación y difusión de una red de apoyo a la mujer embarazada que ofrezca asesoramiento a través de un teléfono 24 horas, asistencia psicológica, asistencia médica y ginecológica, apoyo en la comunicación a familiares y en la escuela o trabajo, inserción en el mercado laboral, residencia y cuidados para el niño, etc. La iniciativa Red Madre del Foro de la Familia es una alternativa real al aborto en clave de igualdad de derechos y compromiso con la Constitución, frente al compromiso con la industria del aborto que reflejan los primeros gestos de la teórica Ministra de Igualdad que parece circunscribir su preocupación a la defensa de determinados negocios.