Dignidad humana

24.5.08

Sexo seguro

Hoy algunos se empeñan en pervertir a los adolescentes, y a los que se enfrentan se les califica de insensibles al hecho histórico y de intolerantes. Creo que se debe ir más allá de los intereses individuales, para ajustarnos a la sabiduría clínica y a la realidad de los hechos, que evidencian que el preservativo no siempre funciona como tal: no consigue dar una respuesta concluyente a las ETS (enfermedades de transmisión sexual), puesto que no logran la adecuada seguridad frente a muchos padecimientos. ¿ No sabíamos que los contagios por roce cutáneo, como en el caso del papiloma humano, la infección del herpes, la sífilis o el linfogranuloma lascivo, se contagian a pesar de los preservativos? Los profilácticos no impiden el contacto con el área genital externa. Las secuelas de algunos de estos gérmenes, se muestran en diversos tipos de carcinoma y disfunción crónica carnal. El brutal incremento de las ETS no tiene precedentes, a pesar del fomento de los condones, y está confirmada la falta de éxito de estos parches para prevenir esas enfermedades y el contagio del virus del Sida (VIH). Con la propaganda de los condones se están promocionando, entre la juventud, conductas sexuales de alto riesgo. No miremos la casa del vecino, que podemos llevarnos sorpresas en la propia. Es más serio de lo que parece. Después de los infinitos fracasos del imaginario sexo seguro, ¿podremos aplaudir y apoyar las estrategias sanitarias gubernamentales que promocionan lo que dicen combatir?


CLEMENTE FERRER ROSELLÓ
Presidente del Instituto Europeo de Marketing, Comunicación y Publicidad