Dignidad humana

22.5.08

"No digas"


No digas que la quieres
y deseas tener su amor,
para conservarla siempre,
mientras viváis los dos.
No creas estar enamorado,
porque le des con calor,
tu cuerpo, tus instintos,
tus ansias y tu pasión.
El amor no es acostarse,
fundir dos mentes al son,
de un deseo transparente,
sin la luz de otro sol.
No te sientas desdichado,
aparentando irreal dolor,
cuando rechace tus ideas,
¡así no nace la ilusión!
No hables de ser sensible,
la sensibilidad es un don,
que sacas cuando quieres,
mientras no lo deseas, no.
Di que deseas su cuerpo,
y quieres gozar de su ardor,
desecha mas sentimientos,
porque será equivocación,
y no odies a esa mujer,
que un día cruel te dejó,
cansada de tu mentalidad,
en busca de otro mejor.



Adrián Suárez