Dignidad humana

27.4.08

La maternidad, el hogar y la igualdad

!Qué interesante se están poniendo las sentencias judiciales! El trabajo en el hogar se revaloriza cuando los o las que se dedican a ello salen del anonimato y de las injusticias y por eso creo que esta sentencia que declara nulo un despido, de una trabajadora embarazada, hay que aplaudirla. Cuando algunas y algunos quisieran que fuera un trabajo abolido va un juez y declara que es un trabajo que comporta derechos...

Las embarazadas pasan revista a las tropas como nuestra querida ministra Chacón que luce orgullosa su barriga y es acompañada en sus viajes por pediatra, ginecólogo y anestesista.Y también ahora son respaldadas en sus derechos las mujeres anónimas cuando trabajan en el hogar de otros o de otras, algo está cambiando. Es bueno el embarazo, es un bien para la sociedad, lo dicen hoy sentencias como ésta que buscan protegerlo y respetarlo. Sólo queda pendiente una cosa para lograr la igualdad en este tema:

¿Qué pasa cuando tienes hijos y trabajas en el hogar..... propio? ¿dejas ya de ser igual a las otras mujeres?¿el embarazo no es un obstáculo para realizar cualquier trabajo excepto si lo realizas en tu propia casa? Muchas mujeres no han querido o no han podido trabajar fuera porque sus circunstancias así lo requerían y hoy en día siguen siendo la mitad de las mujeres de este país ¿llegará la igualdad para ellas con este Ministerio de la Igualdad?¿irán unas embarazadas a trabajar a casa de otras embarazadas para poder tener derechos?. Pues eso !que viva la libertad de trabajar donde uno-una quiera, que cualquier niño-niña es bienvenido en todos los hogares y que todos-todas somos iguales en los derechos fundamentales!.


Pilar Pérez