Dignidad humana

4.4.08

El núcleo de la persona

Se ha afirmado con rigor que se es persona no por hacer actos de persona sino por tener la capacidad de hacerlos ahora, en un futuro; o de haberlos hecho en el pasado. ¿Dónde radica la verdad de esta afirmación? En la existencia de un programa de vida inmaterial que, en el caso humano, tiene facultades racionales. La persona es un núcleo de ser espiritual –racional libre, moral- que se despliega a lo largo de la materia y el espacio y que trasciende la materia y el espacio. Solo un ser espiritual superior al hombre puede ser la explicación de nuestra existencia. Lo dicho es lógica; no religión. La reducción del ser humano a materia y afectividad no es una opción inocua; es un error muy peligroso que, en demasiadas ocasiones, se cobra las vidas de los más indefensos.


José Ignacio Moreno Iturralde

2 Comentarios:

  • Muy buen punto, es un problema cuando no valoramos a las personas simpemente por lo que son: personas (criaturas de Dios), y nos equivocamos al valorarlos solo por sus capacidades.

    By Blogger JORGE, at 6:36 a. m.  

  • Muchas gracias por el comentario, Jorge,

    By Blogger Jose Ignacio Moreno, at 1:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home