Dignidad humana

24.8.07

España, a punto de superar la barrera de los 100.000 abortos

DOMINGO PÉREZMADRID. ABC, 17. VIII

La tendencia parece imparable y todo apunta a que 2007 se cerrará con más de 100.000 abortos practicados, una barrera que hace 10 años parecía casi imposible.Las previsiones más pesimistas se hacen realidad. En 2004 el Instituto de Política Familiar (IPF), partiendo de los datos de ese año (84.985 abortos practicados), realizó una estimación según la cual en 2005 se alcanzarían las 90.509 interrupciones voluntarias del embarazo, en 2006 se llegaría a las 96.392 y en 2007 se superarían las 100.000.Los datos oficiales han ido apuntalando esta impresión. El Ministerio de Sanidad confirmó en diciembre pasado que los abortos en 2005 ascendían a un total de 91.664, 1.100 más que los cálculos más pesimistas.En estos momentos, IPF, que no suele errar en sus vaticinios, asegura que 2006 se habría cerrado, a la espera de los resultados del Ministerio, con más de 97.000 abortos (exactamente 97.143) y que en 2007 ya será una realidad una cifra superior a 100.000.Sanidad presume de tasa baja. Lo curioso es el prisma desde el que se analizó esta realidad por parte del Gobierno. Sanidad, todavía bajo mandato de Elena Salgado, al dar a conocer los números del 2005 se felicitaba de que «a pesar del crecimiento (un 7,86% respecto a 2004) la tasa española de interrupciones voluntarias, que se sitúa en 9,60 mujeres por cada 1.000 en edad fértil (15 a 44 años), sigue siendo de las más bajas de la Unión Europea». Vamos que al Ministerio le parece que todavía hay muy pocos abortos en nuestro país. Desde el IPF se ve la situación de forma muy diferente. Su presidente, Eduardo Hertfelder, señalaba: «El Ministerio debe reorientar drásticamente su política de salud y sexualidad, una vez constatada su ineficacia, de manera que logre parar o disminuir el importante incremento, que hace que cada día se produzcan 266 defunciones por aborto en España, convirtiéndose en la principal causa de mortalidad del país».Al respecto, el IPF aportaba algunas consideraciones escalofriantes: España es el país donde más se ha incrementado el número de abortos (por encima del 75%); desde 1985, año en el que se legalizó y en el que se produjeron nueve interrupciones, ya se habrían producido en España un total de 1.117.000 abortos; aquí se practican 266 abortos al día, uno cada 5,4 minutos y en 2010, de seguir a este ritmo, uno de cada cinco embarazos acabará en aborto...Por todo esto Hertfelder considera «inaudito que el Ministerio no quiera hacer una distinción entre los abortos realizados por riesgo para la salud física de la madre y los producidos por riesgo para su salud psíquica, cuando, precisamente, estos últimos representan la práctica totalidad (el 96,7%) de los abortos totales. Seguir insistiendo en ocultar la realidad o en políticas agotadas no es la solución eficaz». Así, solicita una labor preventiva incentivada desde Sanidad que gire en torno a cuatro ejes: la sensibilización sobre la importancia de la natalidad, el embarazo y la maternidad; el aumento de los recursos públicos; la implantación de medidas de apoyo destinadas a la mujer embarazada y, por último, una labor de información a la mujer embarazada.