Dignidad humana

20.7.07

El bien y el mal no varían

Leo en una revista (El Semanal, 15-7-07), la carta de Pilar Cano sobre la asignatura Educación para la Ciudadanía ( EpC). Esgrime como argumento a favor, que ´el bien y el mal cambian con los tiempos y culturas'. ¡Vaya descubrimiento! Es la ideología del relativismo moral, socialmente peligrosa. La mayoría sabemos muy bien que el bien y el mal moral de los actos humanos no es variable o acomodaticio y que está registrado en la conciencia individual desde que el hombre es hombre, independientemente de culturas, épocas y religiones; otra cosa es el sectarismo y las ideologías, que hacen ver lo malo bueno y viceversa. Pero no en todas partes puede el hombre expresarse con libertad: no hay libertad de expresión en los países totalitarios, como China o Cuba, por ejemplo, ni la habrá en donde se imponga un relativismo ideológico, totalitario, intolerante, demagógico, moralmente inaceptable e indeseable. Precisamente porque la naturaleza del bien y del mal no cambian, más de trece mil padres han optado ya por la objeción de conciencia frente a EpC. No quieren muchos padres el adoctrinamiento "moral" que han impreso a la citada asignatura, por ser ideológico y diferir de la educación que la mayoría de los niños reciben en su familia. Los Estados y gobiernos deben apoyar a los padres en materia de educación, no usurparles en su derecho a educar a sus hijos según sus propias convicciones religiosas y morales, inconcebible en una democracia verdadera.

Leónidas T. del Brío

1 Comentarios:

  • Si el bien y el mal no varían a lo largo del tiempo, ¿no deberíamos seguir abanderando cruzadas para que Jerusalén vuelva a ser cristiana al grito de "Dios lo quiere" utilizando las armas y derramando sangre como ya se hizo en el pasado? Porque en los tiempos de las cruzadas aquello era el bien, ¿no? Quizás, podemos añadir la creación de la nueva inquisición para juzgar a quienes hagan el mal y acusarles de herejes cuando hagan algún descubrimiento científico importante para la humanidad

    By Anonymous Anónimo, at 10:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home