Dignidad humana

12.5.06

Una ley injusta y cínica


La nueva ley de Reproducción asistida, aprobada en el Parlamento español, permite - por amor al progreso- la utilización de embriones humanos como cosas que pueden ser producidas, manipuladas, y destruidas. Hace falta llegar a actitudes muy cínicas para negar que un embrión humano es un ser humano. Es un alarde de necedad decir que sólo se oponen a esta ley motivos religiosos y filosóficos; como si estos, por otra parte, fueran autoritariamente exiliados del discurso de la ciudadanía. Hay que tener mucha fe en algún tipo de oscura religión, de tipo mercantilista, para apostar por la demostrada inoperancia terapéutica de las células madre embrionarias y ocultar los múltiples éxitos clínicos que se han logrado con las células madre de tejidos adultos. Esta ley modifica la identidad del propio ser humano, que es despojado del inicio de su biografía personal. Se vacía así el concepto de dignidad humana –un concepto filosófico básico en un Estado de Derecho-y se sustituye por el de calidad de vida. Esta ley no sólo congela a millares de embriones humanos al olvido sino que niega la justicia, la solidaridad y la solicitud para la situación humana –por la que todos hemos pasado- de mayor indefensión e inocencia.

José Ignacio Moreno Iturralde

2 Comentarios:

  • Aunque se hubiera conseguido un gran éxito terapéutico, ni la clonación, ni la manipulación de embriones pienso que estaría nunca justificada. Ni aunque con una sola clonación se salvara a todo el Planeta. El que con células adultas se hayan conseguido más éxitos que con las células embrionarias desde mi punto de vista no quita ni pone maldad(aunque no está mal reflejar que así es). Tal vez a fuerza de experimentar con el ser humano se consigan grandes (que no verdaderos) avances científicos.
    Qué difícil vivir y entender algunas cosas en esta Sociedad. Supongo que es condición del ser humano, que con sus avances (que no hay que negar) se está endiosando.
    Es cierto que son verdades que no tienen que ver con la religión. Pero no conozco a nadie que sin creer en Dios esté en contra de estos avances ¿casualidad?
    Enhorabuena por el blog.

    By Anonymous Anónimo, at 5:51 p. m.  

  • Muchas gracias.

    By Blogger Jose Ignacio Moreno, at 3:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home