Dignidad humana

29.3.06

Lo que fué el Día de la Vida en Valencia (25.III)


La furgoneta pancarta de Provida Valencia ha circulado durante todo el día de hoy, Día Internacional de la Vida, por las calles de Valencia donde 12 mesas móviles de voluntarios situadas estratégicamente en los lugares más concurridos han repartido en mano más de 12.000 folletos diseñados específicamente para la ocasión por un equipo profesional de publicistas. La campaña ha estado enfocada desde el punto de vista de la mujer, víctima también del aborto. Los folletos contenían declaraciones de personas nacidas con malformaciones o hijos de madres violadas, es decir personas que según la legislación vigente podrían haber sido abortadas legalmente, que preguntaban al viandante qué mal habían hecho ellas para que la ley no les protegiese como a los demás.
En España más de 80.000 personas son condenadas al aborto cada año y a otras tantas madres no se les ofertan garantías y seguridad suficiciente como para llevar adelante su embarazo. Antes bien, como en el caso de la Comunidad Valenciana, el aborto es costeado por la sanidad pública y llevado a cabo en hospitales públicos.
Provida Valencia trata de ofertar a madres en dificultad una alternativa viable para llevar a término su embarazo. En estos momentos 300 mujeres gestantes o madres recientes se benefician de las ayudas del centro de acogida a la vida de Provida que corre a cargo de todos los gastos derivados del embarazo y manutención del niño. El año pasado gracias a esta labor asistencial nacieron 116 niños que de otra forma no habrían tenido la posibilidad de vivir.
Arancha y Agustín, dos de los voluntarios que han realizado la campaña manifestaron que la respuesta del público ha sido muy positiva, "nos hemos encontrado uno, decía Agustín, que ha roto el folleto en nuestra presencia y nos lo ha tirado a la cara pero la inmensa mayoría nos ha felicitado por la iniciativa, incluso nos hemos encontrado a varios partidarios del aborto que nos han agradecido el enfoque respetuoso y promujer de la campaña". Por su parte Arancha manifestaba que "es un regalo participar en iniciativas como esta en las que se afirma y promueve el valor de la vida frente a tanto pesimismo y egoismo como tenemos alrededor".
Dirigentes de Provida Valencia esperan repetir la iniciativa llegando también a otras ciudades y pueblos de la provincia. María Jesús Lucea, vicepresidenta de Provida, afirmaba: " es la primera vez que se realiza en España una campaña como esta y esperamos que el ejemplo valenciano cunda en muchas otras partes y que así el objetivo de conseguir que el número de abortos disminuya en vez de crecer cada año sea una realidad".