Dignidad humana

2.3.06

La LOE discrimina a los menos estudiosos

De la LOE, como de la LOGSE, parece que no se podría decir que discrimina a los menos estudiosos; sin embargo pienso que ocurre así. Las adaptaciones curriculares de la ESO son en la práctica, con frecuencia, un encubrimiento del fracaso escolar. La imposibilidad de comenzar estudios de formación profesional a los catorce años, teniendo que esperar a los dieciséis, es otra desatención a las personas que son más aptas para estos estudios. En Bachillerato ocurre una cosa de interés: los alumnos con más capacidades suplen la falta de hábito de estudio de la ESO con su inteligencia, y suelen triunfar. Los talentos medios que afrontan el Bachillerato, al carecer del hábito de trabajo necesario y del desarrollo de la fuerza de voluntad correspondiente, afrontan el Bachillerato como un calvario y no siempre lo terminan.
José Ignacio Moreno Iturralde