Dignidad humana

9.3.06

Entrevista al Dr. Justo Aznar sobre la Ley de Reproducción asistida

El pasado jueves día 16 de febrero el Congreso de los Diputados dio elvisto bueno al proyecto de ley presentado por la Comisión de Sanidad yConsumo, sobre "Técnicas de Reproducción Humana Asistida". Dicho proyecto de Ley suscita importantes problemas éticos, por lo que elComité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española, se ha creído enla necesidad de difundir una Nota "ante la licencialegal para clonarseres humanos y la negación de proteccióna la vida humana incipiente".En la propia Nota del Comité Ejecutivo Episcopal se apostilla que losobispos somos "conscientes de que nuestra firme denuncia de esta Ley yde las prácticas a las que se refiere, puede ser presentada falsamentecomo un prejuicio religioso de un grupo social contrario al avance dela ciencia". Para comentar este aspecto concreto de la nota Episcopalentrevistamos al Dr. Justo Aznar, Jefe del Departamento deBiopatología Clínica del Hospital Universitario La Fe de Valencia yDirector de Investigación del Instituto de Ciencias de la Vida de laUniversidad Católica de esa misma ciudad, así como miembro de laPontificia Academia para laVida.
- ¿Dr. Aznar realmente opina que lanota del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal se opone a loque la ciencia enseña sobre unos temas que de forma tan directaafectan a la vida humana naciente? -JA: Creo que, aunque la opinión delos obispos españoles se circunscribe,por su propia naturaleza, al área moral, su magisterio está basado enconsideraciones científicasdebidamente razonadas. Para analizar esto me referiré a los cuatropuntos en los que en la nota se evalúan aspectos técnicos de la ley.
-¿En este sentido, y en relación con el primer punto, cree queefectivamente esta ley abre la puerta a la clonación de seres humanos?-JA: En efecto, en el primer punto de la Nota episcopal se denunciaque laley va a permitir la "clonación terapéutica". Ciertamente hayque admitir que en la nueva ley sobre "Técnicas de ReproducciónHumana Asistida", no se hace ninguna referencia concreta a que se vayaa permitir la denominada "clonación terapéutica". Sin embargo,en elpunto 3 de su artículo 1, se dice que "se prohíbe la clonación deseres humanos con fines reproductivos". Es decir, parece que alreferirse tan explícitamente a la clonación reproductiva no se condenacualquier otro tipo de clonación humana, lo que indirectamente puedeinducir a pensar que se permite la clonación terapéutica. Seguramenteesta ambigüedad en el texto legal es lo que ha inducido a los obisposa comentar en su Nota, que la nueva ley va a permitir la clonación deseres humanos. Sin embargo, me permito hacer dos consideracionesadicionales. La primera es que, hasta el momento actual, no se hapodido demostrar que los productos biológicos obtenidos portransferencia nuclear somática, la denominada "clonación terapéutica",hayan sido realmente embriones humanos, pues las experiencias delgrupo coreano que públicamente manifestó que lo había conseguido, hansido desautorizadas por fraudulentas y las del equipo de Newcastle, elprimero en Europa en anunciar que había clonado un embrión humano, nopudieron realmente confirmarse, pues los "embriones" conseguidosmurieron antes de que se pudiera obtener ninguna línea celularembrionaria. La segunda, es que con este tipo de experiencias, hastael momento actual, no se ha curado a nadie, por lo que no se le debedenominar "clonación terapéutica". En efecto, las células madreobtenidas a partir de estos "embriones" clonados no pueden seraplicadas a seres humanos con fines terapéuticos, por muchas razonesbiológicas, de entre las cuales no es la menos importante que puedengenerar tumores si esas célulasmadre se transfunden a un paciente. Porello, estimo que los obispos alertan, con toda razón, sobre unoshechos experimentales que presentan, además de la ineludiblevaloración ética negativa que merecen, pues indudablemente van aservir para destruir vidas humanas inocentes, importantes lagunascientíficas.
- Con relación al segundo punto comentado por los obisposen el que se afirma que esta ley va a favorecer la creación deembriones humanos "sobrantes" de las prácticas de reproduccionesasistida que van a ser destinados a experimentaciones biomédicas, ¿leparece exagerado este comentario?. -JA: En efecto, nada más cierto quelo que los Sres. Obispos indican, ya que la ley 45/2003 de 21 denoviembre tenía como objetivo fundamental no permitir que se generaranmás embriones de los quese fueran a implantar. Así se trataba deevitar que se produjeran 7embriones excedentes que hubiera quecongelar, por lo que se resolvería de raíz el problema de los bancosde embriones congelados. No hay que olvidar que en este momento enEspaña no hay menos de 200.000 embriones humanos congelados. Puesbien, la ley actual permite generar el número de embriones que elclínico quedirige el proceso estime conveniente, para una mayoreficiencia técnica. Como por otro lado, no se permite implantar más detres, para evitar los embarazos múltiples, que como se sabe son peligrosos para madre e hijos, indudablemente se va a favorecer el quesobren embriones que deberán ser congelados. Es decir, no solamente nose va a resolver el acuciante problema de los bancos de embrionescongelados, sino que se va a dar cobertura legal a su creación. - Conrelación al tercer punto, ¿qué opinión le merece el denominadodiagnóstico genético preimplantacional, que los obispos condenan en suNota? -JA: Indudablemente no es posible abordar aquí un tema tanamplio comoéste, solo daré dos pinceladas sobre el mismo. Primero, conel diagnóstico genético preimplantacional se pretenden dos objetivos, evitar que nazcan niños con determinados tipos de enfermedadeshereditarias y crear niños-medicamento. En relación con el primerobjetivo, y ante el problema de una pareja en la que alguno de susmiembros padece o es portador de una alteración genética de carácterhereditario y que quiera tener hijos, se puede, por fecundacióninvitro, generar un número elevado de embriones, procedentes deesapareja, generalmente más de cinco. Después por un procedimientotécnico de biología molecular, se averigua si alguno o algunos de esosembriones esta libre de la enfermedad o del factor genético de riesgocorrespondiente, y solamente a éste, o a uno de estos si son varios,se le permite vivir, el resto se congela o se destruye. Evidentementees ésta una clara técnica eugenésica pues selecciona alos embrioneshumanos por sus condiciones de salud. Convieneademás añadir que conesta técnica no se cura a nadie, comoequivocadamente se ha puesto demanifiesto en algunos medios de comunicación, pues lo que únicamentese hace es permitir nacer a los niños sanos, terminando con la vida delos enfermos. Por tanto, no parece ilógico que los obispos alertensobre la connotación ética negativa que esta práctica merece. Elsegundo aspecto al que me quería referir es a los niños-medicamento.Con esta técnica lo que se persigue es generar, por fecundación invitro, un numero no determinado de embriones,para seleccionar algunode ellos, que no padezca la enfermedadhereditaria que sufren sus padres y, que ya ha heredado un hermanonacido. Así de este embrión generado, cuando nazca el niño, se podráobtener el material biológico necesario para tratar al hermanoenfermo. Aunque la finalidad de esta práctica puede aparentar uncierto humanitarismo, no hay que olvidar que aquí también se desechan,destruyéndolos o congelándolos, no solo los embriones que han heredadola enfermedad, sino también los embriones sanos que no sean inmunológicamente compatibles con su hermano enfermo. Es decir, nosolamente se van a destruir seres humanos portadores de un genpatológico, sino también niños sanos por el simple motivo de no serinmunológicamente compatibles con su hermano enfermo, algo que desdeun punto de vista ético parece difícilmente justificable.
- Finalmente los obispos alertan sobre las imprevisibles consecuencias que puedeacarrear la creación de híbridos creados a partir de fusionar gametoshumanos y animales. -JA: Aunque este proyecto de ley establece que nose permitirá el desarrollo de estos seres más haya de la primeradivisión celular, lo cierto es que se abre la puerta a la creación dehíbridos de hombre y animal, algo que puede ser calificados como unade las técnicas másaberrantes que la ciencia médica puede plantear.Para concluir me gustaría añadir que si, como en la Nota se indica,"no es posible a los diputados católicos apoyar esta ley con suvoto",ello sin duda es debido a que ningún católico, y yo diría queningún hombre sensato, y por ende también ningún político que sedefina como tal, puede dar su aprobación a una ley que va abrir lapuerta a experiencias con embriones dirigidas directamente autilizarlos comomaterial de investigación, algo absolutamenteincompatible con ladignidad que cualquier ser humano intrínsecamenteposee, aunque sea en su fase embrionaria más incipiente, y no porirracionales prejuicios religiosos.

1 Comentarios:

  • While I am glad that there are men who are willing to give the gift of life, i was shocked what I read at http://www.keyfess.com/donate_sperm Obviously this guy is not seeing the ability to father a child as the true gift it is and is only seeking monetary gains. It saddens me that someone can be so matter of fact about a situation that so many people like myself take so seriously.

    By Anonymous Anónimo, at 7:41 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home