Dignidad humana

17.12.05

El misterio del niño



Cada persona humana es la encarnación del amor de su padre y de su madre. Cada vez que un matrimonio tiene un nuevo hijo esta diciendo: “que se haga vida nuestro amor”; y esa nueva vida renueva el amor esponsal, lo recrea, lo festeja, lo quiere para siempre.
José Ignacio Moreno Iturralde