Dignidad humana

22.11.05

Cultura de paz para España


Lamento mucho las leyes contra la identidad matrimonial, contra la vida de los embriones humanos y contra la calidad de enseñanza que está elaborando este gobierno. También lamento profundamente la decisión que adoptó el anterior gobierno sobre la guerra de Iraq, donde han muerto tantas personas iraquíes y no iraquíes inocentes. Lo que ahora me deja perplejo es el levantamiento de la mortaja de la guerra civil española: me parece una derrota rotunda de la democracia. Como ciudadano y profesional procuraré ejercitar todas mis responsabilidades y derechos. De todo esto he sacado una cosa en limpio: la decisión firme de no odiar nunca y de intentar poder mirar a la cara con mirada limpia a todo aquél que piense de modo distinto a mi. Me parece que todavía hay algo grande que nos une: el deseo de fomentar una cultura de paz. Estoy convencido que es una firme convicción de la inmensa mayoría que los poderes públicos tienen la obligación de defender.

José Ignacio Moreno Iturralde