Dignidad humana

30.10.05

Una opinión sobre la situación actual de España

En España existe hoy un gobierno que quisiera describir desde mi muy limitada perspectiva. Parece abundar en ideales de fraternidad universal al estilo de la Revolución francesa o a los ideales humanitarios de la masonería descrita por Tolstoi en “Guerra y paz”. También ha metido a toda presión una ideología de género, es decir: de homosexualidad, con una radicalidad a cualquier precio que ha reventado las más elementales leyes sobre lo que es el matrimonio. Por otra parte ha resucitado una izquierda indómita que no solo plantea una revancha al anterior gobierno; sino que incluso parece pretender una especie de revancha del resultado del horrendo episodio de la guerra civil. Esta izquierda indoctrina no sólo desde los medios de comunicación, sino, como cabía esperar, desde la enseñanza,- pero con una agresividad insólita a la libertad de los padres y de la iniciativa privada. No niego que haya buenas intenciones y supongo que están haciendo lo que consideran mejor; pero parece evidente que la situación nacional se está complicando hasta el punto de una posible desestabilización constitucional del sistema administrativo.

Así las cosas considero que es importante que los que nos parece que se están cometiendo graves abusos, por parte del gobierno a distintos niveles, mantengamos la cabeza fría y actuemos más con la inteligencia que con el corazón. La paz es un bien demasiado precioso como para ponerlo en peligro. La situación económica no es mala y el Estado de derecho todavía funciona en bastantes aspectos. Esto no significa que se obre tibiamente y con dejación de responsabilidades; todo lo contrario: son más precisas que nunca las reivindicaciones, manifestaciones, y denuncias puntuales concretas. Pero considero que es desde la cabeza fría y la diligencia solícita como se puede ir solucionando esta lamentable situación. Resucitar el espectro de las dos Españas –cosa que esta provocando el actual gobierno-me parece que es un rotundo fracaso. Pienso que el trabajo serio, la creatividad social y la eficacia de las estrategias para defender la estabilidad de las instituciones son las que nos harán salir, no sin mucho esfuerzo, a una situación mejor con un futuro más digno donde quien cuente efectivamente sean los valores y la vida real de todos y cada uno de los ciudadanos, los que debían ser verdaderos protagonistas de la democracia.
José Ignacio Moreno Iturralde

2 Comentarios:

Publicar un comentario

<< Home