Dignidad humana

25.10.05

Democracia: ¿Medio o fin?

Me parece que hay pensar mejor la democracia porque la democracia es un medio y no un fin. Algunos repiten convulsivamente la palabra diálogo y consenso a la vez que toman decisiones totalmente predeterminadas y notoriamente sesgadas. La democracia tiene que recuperar la noción de bien común y para esto es previo recuperar la noción de verdad. Pienso que esto tiene su solución fuera de la política: en movimientos culturales y cívicos que nacen del pueblo. En este sentido quisiera destacar dos que me parecen de mucho interés: el Foro Español de la Familia y la plataforma hazteoir. Estoy seguro de que hay más muchos más, pero conozco estos dos fenómenos sociales más de cerca–sin pertenecer a ninguno oficialmente- y respiran fuerza y amor por la verdad. Aunque tienen clara inspiración cristiana no son confesionales y están abiertos a todo hombre de bien. Son nítidamente apolíticos y esto les adorna de grandeza.
Si la democracia pierde la noción de bien común, como pienso que ocurre hoy en España, el procedimiento democrático se convierte en un juego por el poder donde los oportunistas o los multimillonarios son los que prosperan e influyen negativamente en la población a través de los medios de comunicación.
La historia demuestra que las estructuras de poder corrompidas termina por caer. Los movimientos culturales profundos y genuinamente humanos son los que prosperan pero requieren mucho esfuerzo y empeño.
José Ignacio Moreno Iturralde