Dignidad humana

24.9.05

Psicología femenina y masculina

-¿Cómo caracterizarías la psicología femenina? –Pensando en mi madre. La maternidad realiza la feminidad. No me refiero a la sola maternidad biológica sino también a la afectiva y psicológica. La mujer es más receptiva que el hombre física y psíquicamente. En su relación con el hombre se ve menos determinada por el aspecto físico de éste, a diferencia de lo que le ocurre al hombre respecto de la mujer. La mujer está más preparada que el hombre para ser comprensiva, para llegar con más facilidad que el hombre al núcleo de la personalidad del otro. Es ridículo plantear un feminismo que no sea más que un anti-machismo.

-Entonces todo lo femenino se ha de referir a lo maternal. –No. Nadie está obligado a tener hijos. Pero se da una clara relación entre feminidad y maternidad. Por ejemplo: a la hora de charlar con alumnos sobre cuestiones relativas al pudor en el vestir, es significativo relacionar ciertos carteles publicitarios o escenas de televisión con alguno de sus familiares. Al preguntarles, respetuosamente, si les parecería bien que su madre o sus hermanas aparecieran en publicidad o anuncios medio desnudas, entonces bastantes cambian de opinión. Concluimos que lo que no querrían para sus familiares tampoco lo deben querer para cualquier mujer que también tiene su dignidad personal propia. Es sintomático como estas cuestiones, cuando se llevan al ámbito de la familia, cobran una dimensión mucho más humana.

-¿Cuál te parece que es la diferencia en el modo de sentir la atracción por el otro sexo? –No soy ningún experto pero por lo que he podido observar y estudiar al hombre le impulsa más el deseo mientras que a la mujer le mueve más ser deseada -recordemos que el deseo no tiene por si mismo una connotación negativa-. Lógicamente habrá muchas situaciones diversas personales pero en líneas generales pienso que es así.
-¿Estás seguro de que esto es una norma general? –Soy consciente de que existe mucha confusión impulsada por burdos criterios comerciales y por ideologías políticas. Sin embargo se dice, con acierto en mi opinión, que si se corrompe un hombre se corrompe un individuo pero que si se corrompe una mujer se corrompe una generación. Las mujeres tardan más en pasar del plano afectivo al sexual; en los hombres la separación es, con frecuencia, la de un papel de fumar. Una mujer que se jacte de ser consumidora de sexo se ha hecho una violencia a si misma mayor que un hombre en idéntica actitud.

-Quizás sea relevante observar cuál es la imagen de la mujer en la sociedad. –Estoy totalmente de acuerdo. Al pensar en la palabra mujer… ¿Qué se nos viene a la cabeza? Supongo que hay muchas respuestas, pero sería importante analizarlas porque la imagen que se tenga de la mujer influye la idea que se tiene de familia y, por lo tanto, de la persona humana.
-En España se ha aprobado recientemente el matrimonio entre homosexuales en igualdad de condiciones que el matrimonio entre un hombre y una mujer. ¿No puede suponer esta ley el fin de una marginación? –Actualmente es un tema complejo y polémico. En primer lugar hay que recordar lo evidente: existe una complementariedad biológica y psicológica de naturaleza entre hombre y mujer que les hace aptos para complementarse y poder tener hijos. Esta diferencia es esencial respecto a las uniones homosexuales. Yo no estoy discriminado respecto a los pájaros porque no puedo volar, sencillamente es que soy distinto.

-¿Es la homosexualidad una enfermedad? –La homosexualidad puede estar motivada por diversos factores. Lo que está demostrado es que no existe un gen gay. Hay cromosomas XX y XY; no hay más. Toda persona es un ser natural y cultural. Existen ciertos factores de predisposición ajenos a la voluntad del individuo. En otras ocasiones las prácticas homosexuales conllevan un formateo en conductas homosexuales o bisexuales. No cabe duda de que si se relativizan las cosas, hasta la propia naturaleza, se puede llegar a identificar lo que evidentemente es diferente: la unión entre hombre y mujer y la unión entre homosexuales. La homosexualidad es tratada y sanada con terapias psiquiátricas que requieran una esforzada voluntad por parte del paciente. Con la nueva ley se produce un engaño muy grande a la sociedad y a los propios homosexuales al identificarles con algo que no son y no pueden ser.
-¿En qué puede afectar esta ley a las familias tradicionales? –Primero en relativizar su sentido; ya no me preguntas por la familia: madre, padre, hijos –algo hasta lo que hace muy poco había un acuerdo mundial-, sino por un tipo de familia. Si a dos cosas tan distintas se les dan los mismos derechos, la que soporta más carga social sale perjudicada. Además uno puede plantearse por qué dos hermanos no pueden contraer matrimonio si esto conlleva una serie de beneficios; o un hijo soltero que viva con su madre o con su padre. ¿Acaso no se quieren y mucho? Es más: ¿Por qué un matrimonio tiene que ser entre dos y no entre tres o cuatro? Al abandonar el criterio de naturaleza no existe más que pura arbitrariedad. Es claramente injusto llamar matrimonio a uniones homosexuales y negárselo a las otras opciones expuestas.
-¿Es negativa la adopción de menores por homosexuales? –Existen algunos estudios serios sobre el tema aunque hay tanta tensión y visceralidad en el debate –especialmente por la opinión gay- que ni siquiera se deja hablar a los expertos. Fue llamativa la manipulación de la que fue objeto el Doctor Aquilino Polaino en su intervención ante el Senado español. Explicó con datos científicos por qué la homosexualidad es una patología. Lo hizo desde su larga experiencia investigadora y de consulta y, sencillamente, fue rechazado y tergiversado por muchos medios de comunicación. En materia de adopción concluía, tras datos empíricos y estadísticos, lo que cualquier persona con sentido común es capaz de afirmar: que un niño necesita de una madre y de un padre. Hemos de recordar también que se trata de buscar una familia para un niño adoptado; no un niño para una hipotética familia.
José Ignacio Moreno Iturralde

3 Comentarios:

  • Los Derechos de Hombres y Mujeres valen por Igual.
    los homosexuales tienen que saber eso les duela o no, ya que no aceptar eso, demuestran lo insensatos que son.-

    By Anonymous Anónimo, at 5:02 p. m.  

  • En principio la homosexualidad no es una enfermedad, es algo que siempre ha existido en la historia humana y animal. No existe una naturaleza masculina o femenina, una cosa es el sexo biológico y otro es la identidad de género, es decir el sentirse hombre o mujer.
    Puede haber hombres que se les de más el criar hijos que a algunas mujeres que prefieren trabajar y ser emprendedoras.

    Tradicionalmente el matrimonio se ha entendido como una relación desigual donde el hombre posee a su esposa. Hoy en día las parejas heterosexuales han encontrado maneras de tener roles más equitativos en el hogar, vemos a padres que cuidan a sus hijos, lavan los trastes o hacen el aseo del hogar mientras la madre trabaja fuera del hogar. Parece ser que hoy en día algunos buscan aferrarse al concepto tradicional y antiguo del matrimonio sin tomar en cuenta los cambios que ha tenido en las últimas décadas. Los homosexuales han encontrado en el matrimonio una relación equitativa en el cual pueden gozar los mismos derechos. Hoy en día el matrimonio ya no se restringe a la relación entre un pene y una vagina sino a dos seres humanos que se aman voluntariamente sin importar el sexo.

    By Anonymous Anónimo, at 6:35 p. m.  

  • La homosexualidad no es enfermedad,bueno es como decir yo soy diestro,el es zurdo,si esto se debe a una malformación de un gen es una malformación de la naturaleza evidentemente,y si que existe una naturaleza femenina y otra masculina ,lo que pasa es que en los hombres como en las mujeres habitan testorena y estrógenos ,si son hombres el porcentaje de la testosterona es mayor si son mujeres los estrógenos mucho mayor,y no se puede decir que todos somos bisexuales que no se quien invento esa absurdez por que la atracción también es evidente para un sexo y para otro,a no ser que quieras probar nuevas fantasias que no tienen nada que ver con tu condición sexual natural de atracción,aunque bisexuales habrá por naturaleza igual que homosexuales y estoy en contra de que se vaya ahora a demostrar que la mujer vale para todo tipo de trabajo,estoy de acuerdo que puede valer,pero por la condición sexual las mujeres son mas capacitadas para trabajos de cuidado,cariño y atención y los hombres de fuerza,etc y no me gustaría ver a un hombre haciendo gimnasia rítmica ni a una mujer trabajos tipicamente masculinos,porque no es natural aunque puedan llegar a hacerlo,la mujer se está masculinizando por los valores que fomentan en la sociedad de competitividad, ambición,etc ,hay que volver a la naturalidad

    By Anonymous Anónimo, at 10:56 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home