Dignidad humana

4.8.05

Una mujer en coma desde mayo por un cáncer da a luz a una niña en EE. UU.

La madre, de 26 años, falleció en el hospital pero la pequeña, que pesó 800 gramos y midió 34 centímetros, se encuentra en perfectas condiciones

Marta Torres, La Razón (Nueva York).- Susan Torres, una mujer estadounidense de 26 años en coma desde el pasado mayo, ha dado a luz a una niña mediante cesárea en un hospital del estado de Virginia. La pequeña, Susan Anne Catherine Torres, pesa poco menos de un kilo, 812 gramos, y mide 34,2 centímetros. La niña se encuentra en perfectas condiciones en la Unidad de Cuidados Intensivos de Recién Nacidos (NICU, por sus siglas en inglés) del centro Virginia Hospital Center. El alumbramiento se ha producido en la semana treinta y dos de gestación, cuando el período completo del embarazo se extiende hasta 40 semanas.

El pasado mes de julio, los doctores del centro médico Virginia Hospital Center empezaron a prepararse para el parto de Susan. Fue el 11 de julio cuando la estadounidense completó su semana veinticuatro de embarazo a partir de la cual los expertos consideraron que el bebé tenía posibilidades de sobrevivir.

En un comunicado emitido por el hospital donde Susan ha dado a luz, se ha reconocido que «toda la plantilla y el personal administrativo del Virginia Hospital Center, especialmente los especialistas, que han estado al cuidado de Susan Torres y su hija, están encantados con el exitoso parto». En cambio, el mismo centro médico ya ha confirmado que la mujer falleció ayer, un días después de dar a luz, aunque al cierre de esta edición todavía no se habían confirmado las causas de su fallecimiento.

Susan, investigadora del Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y madre de un niño de dos años, Peter, sufrió un colapso el 7 de mayo, justo un día antes del «Día de la madre» en Estados Unidos. De inmediato, fue llevada al Virginia Hospital Center, donde le habían descubierto un melanoma en el cerebro. En aquel momento, los médicos poco pudieron hacer por la vida de la estadounidense, que no presentaba ninguna actividad en el cerebro. Susan estaba embarazada de algo más de tres meses. Su esposo, Jason Torres, decidió mantenerla con vida para darle una oportunidad al bebé que estaba en camino. Los médicos no le daban ninguna esperanza a Susan de poder volver a recuperar la consciencia. Sin embargo, Jason decidió dejar su trabajo para poder estar al lado de su mujer y seguir de cerca la evolución del embarazo de Susan. Desde que esta joven de 26 años ingresó en el hospital de Virginia el pasado 7 de mayo, Jason apenas se ha separado de su cama.

Apoyo a través de internet

Ahora, después del alumbramiento de Susan Anne Catherine, parte de la familia Torres se ocupa en recaudar fondos con la ayuda de una página web (http://www.susantorresfund.org/) para costear los gastos del hospital. Durante las dos últimas semanas, ya se han conseguido recaudar 400.000 dólares de donaciones de todo el mundo. El seguro de Susan sólo cubría parte de los cuidados y tratamientos a los que se le ha sometido en el hospital. Ésta no es la primera vez que se mantiene a una mujer con vida en estado de muerte cerebral para dar tiempo a que se desarrolle el feto. Existen doce casos documentados en los que se ha decidido prolongar la vida de embarazadas en estado de coma el tiempo suficiente para que puedan dar a luz.