Dignidad humana

26.7.05

La práctica homosexual activa produce una reducción de la esperanza de vida hasta de veinte años

La práctica homosexual activa produce una reducción de la esperanza de vida hasta de veinte años, frente a los diez a doce años del alcoholismo continuado o los diez años del tabaquismo, según estudios científicos de los que se hace eco en su número de esta semana el semanario ALBA.

Entre otras cosas, los trabajos coinciden en que las relaciones sexuales anales constituyen un factor de riesgo importante para la salud porque son normalmente la forma sexual más común de contagiar la hepatitis B y C, el virus VIH, conocido comúnmente como el Sida, y diversas enfermedades de transmisión sexual.

Entre el 70 y el 78 por ciento de los gays activos aseguran haber tenido una enfermedad de transmisión sexual. Es conocido, por otra parte, que el riesgo de transmisión del VIH por vía homosexual es entre 5 y 10 veces superior que en las relaciones heterosexuales.Los trabajos han sido elaborados por el Centro de Control de Enfermedades de Washington, el Family Research Institute también de Washington y la Vancouver British Columbia, aunque el semanario incluye también amplias declaraciones del Dr. Pablo Barreiro, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III de Madrid.

ALBA ha publicado este análisis ante la ausencia de información institucional sobre este asunto por parte de las Administraciones Públicas. El semanario recoge asimismo, entre otros temas, unas declaraciones del Dr. Polaino, quien asegura que "no tengo nada contra los homosexuales. ¿Cómo voy a tener algo en contra de ellos si les dedico gran parte de mi vida? Necesariamente tengo que quererlos. Sería más bien 'homófilo' si no se tergiversaran los términos".