Dignidad humana

19.6.05

Progresismo y verdad

El llamado progresismo es una suerte de inquietud por la que es necesario estar en perpetuo cambio. Desde este punto de vista no cabe hablar de verdad estable. La verdad sería algo cambiante, dialéctico, acomodaticio a las circunstancias y a la razón de estado. Desde esta perspectiva cualquier mentira sería justificable dentro del proceso progresista, pues no hay más verdad que el pretendido afán de progreso. La dimensión contemplativa del hombre queda completamente anulada pues no hay nada permanente que contemplar. El hombre es pura acción progresista y su verdad tan cambiante como el color de un camaleón.

Hay cosas que cambian, desde luego, pero hay cosas que no. Siempre estará bien atender a un enfermo necesitado y siempre estará mal pegarle y ofenderle. Pero esto no se sostiene desde una perspectiva progresista coherente porque progresismo y verdad son incompatibles. El progreso es anclarse en lo permanente para progresar. El progresismo es enemigo del progreso porque es capaz de negar la más elemental de las evidencias como, por ejemplo, que un matrimonio es la unión de un hombre y una mujer.

José Ignacio Moreno Iturralde

2 Comentarios:

  • Coincido contigo, los llamados progresistas son, a mi parecer, bastante hipócritas pues estan en contra de la pena de muerte y de la "guerra" pero a favor del aborto, que es uno de los crimenes mas abyectos qeue existen.
    En fín, que si eso es el progreso, que paren el mundo que me bajo.

    Un saludo

    By Blogger Hispanicus, at 9:53 p. m.  

  • Progresismo es una de esas palabras sin significado, que sólo sirven para descalificar al otro por retrógrado. El progreso no es nada, incluso podemos decir que los cristianos somos progresistas por que esperamos el progreso hacia un mundo más humano.
    Pero claro, los "progresistas" se han apropiado de la palabra y nos ponen a nosotros a la defensiva.

    By Blogger Patoace, at 12:21 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home