Dignidad humana

1.5.05

El retraso en la edad de maternidad incrementa las anomalías en el feto

Las Provincias(Valencia), 29.IV

El aumento de la edad materna provoca que cada vez se detecten más anomalías fetales, aunque las nuevas y avanzadas técnicas que se aplican actualmente permiten controles más estrictos tanto en la mujer como en el bebé.

Así lo aseguró ayer el coordinador de la Unidad de Medicina Materno Fetal del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), Vicente Serra, que participa en el I Congreso Internacional del IVI que se clausura hoy en Valencia. Según Serra, el retraso en la edad de maternidad “crea problemas porque muchas enfermedades crónicas aparecen cuanto más años se tiene”.

Durante la jornada de ayer, los especialistas trataron diferentes aspectos de la medicina materno-fetal, entre ellas, la aplicación de la ecografía tridimensional. Según Serra, esta técnica “no sólo sirve para que los padres vean la cara del feto, sino que nos permite diagnosticar anomalías que antes únicamente podíamos conocer tras el nacimiento del bebé”.

Otra de las técnicas presentadas en el congreso es la denominada embrioscópica, que permite averiguar las causas por las que un embarazo se detiene a las cinco o seis semanas de gestación.

Este método pionero en España, y que el IVI aplica desde hace cinco años, hace posible que se tomen muestras del embrión “y se pueda averiguar las anomalías que tenía para evitar otro aborto”.

Cirugía fetal: Respecto a los avances en cirugía fetal, el doctor Eduard Gratacós explicó que es un campo “muy experimental todavía”. Según el especialista del hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, único centro que practica este tipo de operaciones, “en un futuro se podrán operar anomalías cuando el feto esté en la matriz, pero ahora se está desarrollando la técnica”.

La cirugía fetal se emplea actualmente en la gestación gemelar monocordial y en la intervención de la hernia diafragmática congénita.