Dignidad humana

30.5.05

Amor y penalty

Vaya por delante que no pretendo dármelas de gracioso ni herir sensibilidades en un tema tan delicado. Pienso que lo que va a seguir puede ser gráfico. Hace relativamente poco me parece que se empleaba más la expresión “casarse de penalti”. Sin embargo ahora, con técnicas avanzadas, se para casi todo penalti. El niño se ve por muchos como un gol del adversario. Entonces me pregunto...¿Quién es el adversario?...¿El hombre?...¿La misma mujer?...¿Ambos?...En cualquier caso considero que se está fomentando un amor contradictorio, un amor falso.

José Ignacio Moreno Iturralde