Dignidad humana

3.4.05

Juan Pablo II y la moral sexual

Muchísimos ciudadanos estamos contentos por el estupendo tratamiento que los medios de comunicación han hecho del fallecimiento de Juan Pablo II. Se ha palpado que el Papa ha sido un hombre muy querido. Sin embargo han surgido algunos comentarios sobre el inmovilismo del Pontífice en materia de moral sexual. Quisiera decir que considero que en este punto Juan Pablo II también ha sido muy innovador. Además de toda su teología del cuerpo, en su obra Amor y responsabilidad ha explicado la excelencia de la fruición sexual entre hombre y mujer de cara a Dios frente a la mera posición utilitarista del sexo. Su filosofía personalista le ha permitido enriquecer el amor matrimonial viendo en la unión sexual una expresión de la comunión de personas. La moral sexual de Juan Pablo II ha dado, para todo aquel que se tome la molestia de leerla, una respuesta convincente y por superación a la llamada revolución sexual de la segunda mitad del siglo XX. Sin traicionar las enseñanzas de Jesucristo –lo que no sería progreso alguno para ningún Papa- ha entroncado con las enseñanzas de San Pablo que llaman al matrimonio “sacramento grande” con expresiones de santos contemporáneos que no han dudado en afirmar que “el lecho matrimonial es un altar”, cosa que jamás he oído fuera de la Iglesia.


José Ignacio Moreno Iturralde