Dignidad humana

11.3.05

Juventud y limpieza de vida en EEUU

Cinco mil jóvenes se comprometen a vivir castamente en Denver
DENVER, 03 Mar. 05 (ACI).- John Ellis y la banda de rock cristiana Tree 63 viajaron desde Sudáfrica para unirse a cinco mil jóvenes del área de Colorado que colmaron las instalaciones del Denver Coliseum para un encuentro auspiciado por el grupo Pure by Choice (Puros por elección).

Según Pure by Choice, el grupo es “una red de compañeros en la fe” que trabajan con jóvenes de Colorado y que “esperan revolucionar la cultura con el establecimiento de la pureza honrando el plan de Dios, el amor y las relaciones saludables al promover un estilo de vida basado en la pureza sexual.

Un emocionado Ellis habló con ACI Prensa el domingo por la noche, para compartir un poco sobre el evento y para explicar por qué este acontecimiento resulta ser tan especial.

“Viniendo con un background secular, ya había cometido todo tipo de pecado carnal”, señala. Pero también cree que es precisamente el entender esto lo que le da “peso a su mensaje” y le permite dirigirse mejor a los jóvenes en eventos como el de Pure by Choice.

El orador cristiano y comediante, Keith Deltano comentó a ACI Prensa que se dio cuenta hace tiempo que su trabajo “puede ser utilizado como herramienta para otras cosas además de hacer reír a la gente”.

Deltano señaló que la Iglesia muchas veces es tildada de “ser anti-sexo. No estamos en contra del sexo”. Añadió que hay un lugar y momento adecuado en el Plan de Dios para ello que es el matrimonio.

El coliseo ovacionó ruidosamente al comediante cuando éste gritó que “la virginidad es lo máximo” y “el Plan de Dios es sexy”.

Casi al final del evento, los miles de jóvenes reunidos se comprometieron públicamente a vivir castamente. Como señal de ello se colocaron anillos y brazaletes que los identifican como puros por elección.

Un sacerdote los animó y les dijo que “si Dios no es lo primero en sus vidas, entonces este compromiso es imposible de cumplirse”.

Briana Agar, que trabaja en una escuela secundaria de Boulder, dijo que el evento es “una gran oportunidad para que los jóvenes luchen juntos y se animen unos a otros”. “Me agrada ver que se alientan mutuamente a no dejarse llevar por el sexo”, añadió.