Dignidad humana

8.3.05

De la gente corriente y de su heroísmo

Gracias a Montse Doval he conocido la historia de la Dra. Blanca Sobrini, soltera, que ha adoptado a Quique, un niño con síndrome de Down de dos años, a las hermanas Katia, Ana y María, y más tarde a Gonzalo, también con síndrome de Down. Como bien apunta Montse,
creo que también es papel de la blogosfera mostrar que el bien está más presente de lo que los medios de comunicación inducen a pensar. La vida está llena de héroes anónimos, indispensables

¿Qué podría añadir?: que lean la entrevista con la Dra. Blanca Sobrini, por favor.