Dignidad humana

3.2.05

"Los chicos del coro"

Noticia en El Mundo

MUSICA / DE LA PANTALLA A LA TIENDA DE DISCOS
Insólito éxito de «los chicos del coro»

JUAN SARDA FROUCHTMAN

Banda sonora. El último bombazo discográfico de la temporada no está protagonizado por Eminem, Madonna o Marilyn Manson. Ni mucho menos. Los nuevos reyes de las listas de ventas son el inofensivo coro infantil galo del colegio de San Marcos, en Lyon, hasta la fecha poco conocido fuera del ámbito de los iniciados. Pero el cine hace maravillas y en este caso se ha producido uno de esos fenómenos que, de vez en cuando, hacen que el mundo sea un poco menos previsible. Porque así, sin mayores armas que sus angelicales voces y con un estilo que algunos quieren anticuado, estos chavales han logrado vender 35.000 cedés en España (en Francia, un millón) de la banda sonora que cantaron para el filme Los chicos del coro, que también arrasa en las taquillas.Un triunfo que pronto dará su última pirueta con las actuaciones en directo. Y entonces sí serán visibles los 120 niños que conforman, en la realidad, el coro del colegio francés (en la película intervienen sólo 55). Los días 16 y 17 de febrero ya tienen vendidas las 10.000 entradas que se necesitan para llenar el Palacio de Congresos de París , y en junio se prevé su visita a España. El mérito es doble si tenemos en cuenta que, Internet mediante, últimamente el negocio de la música se ha puesto más complicado que despachar ropa sexy en Irán. Pero a quienes ha descolocado de verdad el éxito es a los propios críos cantores. Tanta atención les resulta poco menos que un milagro. El encargo les llegó gracias a la espectacular voz de uno solo de ellos, Jean-Baptiste Maunier, quien también demuestra en el filme que sabe actuar.

Pero no toda la gloria de este fenómeno musical y cinematográfico se debe a los pequeños, porque algunos adultos también han tenido mucho que decir. Como el compositor de las canciones, BrunoCoulais (Microcosmos), o Nicolas Porte, director del orfeón desde su origen. Además de, claro está, el realizador cinematográfico Christophe Barratier, que remató la faena creando la letra del famoso hit Vois sur ton chemin, nominada al Oscar en su categoría.

«Sabíamos que podía pegar fuerte gracias al precedente francés», explica el product manager del álbum, del sello discográfico Dro Warner, «pero lo cierto es que en Navidad nos quedamos sin stock. La demanda fue superior a nuestras mejores previsiones».Los datos cantan: la banda sonora entró directamente en el número 72 su primera semana, de allí al 46, después al 24, y a partir de la siguiente no ha abadonado el Top Ten. De eso ya hace un mes. Actualmente, brilla en quinta posición en la lista Afyve y es el disco más solicitado en la Fnac y el segundo en El Corte Inglés.

Para quienes no la hayan visto aún, Los chicos del coro es una tierna película ambientada en un internado de la campiña francesa para chicos problemáticos, durante los difíciles años 50. A tan apartado lugar llega Clément Mathieu (Gérard Jugnot), un profesor de música de mediana edad que quiere encontrarle un sentido a su vida. Cosa que sucederá cuando, tras superar los prejuicios de los profesores sobre sus alumnos, logra montar un coro entre los mismos. «En un mundo tan competitivo como éste, la película conecta con la gente porque propone otros valores educacionales que priman lo solidario y la sensibilidad», opina el distribuidor, Enrique González, de Alta Films. El fenómeno, también ha puesto de actualidad las casi 3.000 corales en activo en nuestro país.Su número está muy lejos de las 30.000 que existen en Francia, pero sin duda su actividad es superior a la poca atención mediática que reciben. Además, muchas de ellas ya están cantando los temas de la película, previo envío por parte de la discográfica de las partituras de las canciones del filme a la mayoría. Aunque es muy pronto para saber cuántas han incoporado el ya celebérrimo Vois sur ton chemin a su repertorio, donde el éxito sí ha sido fulminante es en los colegios, que quizá esperan repetir el milagro de la ficción que convierte a descarriados pupilos en modosos cantantes. Hasta la fecha, las experiencias más sonadas de apropiación hispánica han tenido lugar en Madrid y Barcelona, a principios de diciembre, cuando miembros de la Coral del Colegio Tajamar actuaron durante una semana en el centro de la capital y l'Orfeo Català, en la Plaza Catalunya, cantando los temas del filme.En Francia, la moda de las corales ha adquirirdo el rango de epidemia e incluso se ha impuesto el adjetivo choriste para designar a todos aquellos que han corrido a apuntarse a una.

«Nunca habíamos tenido un éxito semejante con la banda sonora de ninguna película», afirma Enrique González, jefe de ventas de la distribuidora. No es una experiencia que compartan en Warner: «Hace años que hemos detectado que existe un público muy fiel para este tipo de productos. No soy capaz de hacerte un análisis sociológico de quiénes lo forman, pero hemos vendido bien los discos de producciones tan diversas como El bar Coyote, El último Samurai, o incluso Conan (1982), que lleva dos décadas aguantando en las tiendas, alcanzando las 12.000 copias». En cualquier caso, quien seguro que no está tan contento con el multitudinario éxito es Alejandro Amenábar. Si él no se lleva el Oscar a la mejor película extranjera el próximo 27 de febrero, que nadie dude que serán los imparables coristas quienes se lo arrebaten.

CLAVES DEL CINE AL CD

El disco salió a la venta el 3 de diciembre, el día del estreno de la película. En España ha vendido ya 35.000 copias (más de un millón en Francia y 400.000 en Alemania). / Cantado por 55 niños, el CD contiene 12 temas y todos menos uno están compuestos por Bruno Coulais. / La canción «Vois sur ton chemin» está nominada al Oscar en su categoría.