Dignidad humana

9.2.05

“El objetivo es duplicar seres humanos para su utilización como material de investigación”

La Plataforma “Hay Alternativas”, formada por más de 3.000 científicos españoles, rechaza unánimemente el primer borrador de la futura Ley de Reproducción Asistida, presentado ayer por la ministra de Sanidad, Elena Salgado, porque supone la destrucción de embriones humanos y es incompatible con una investigación científica al servicio del ser humano, ya que su objetivo es duplicar seres humanos para su utilización como material de investigación.

HayAlternativas.org. Madrid, 9 de febrero de 2005-. La Plataforma “Hay Alternativas” recuerda a la ministra que tanto la Real Academia Nacional de Medicina, como la Declaración de Bioética de Gijón, el Código Penal, la ley de Reproducción Humana Asistida (Ley 35/1988), la Declaración Universal sobre el Genoma y Derechos Humanos de la UNESCO (1997), la Resolución de la Asociación Médica Mundial sobre la Clonación (1997) y el Protocolo adicional al Convenio Europeo sobre los derechos humanos y la biomedicina del Consejo de Europa (1998), son contrarios a esta práctica por suponer la utilización de un ser humano para curar a otro.

La Plataforma ciudadana "Hay Alternativas” recuerda que la vida humana comienza con la fecundación del óvulo por el espermatozoide, sea ésta realizada en el seno materno o en el laboratorio y, en defensa de su derecho a la vida y a la exclusividad e inviolabilidad del patrimonio genético, en nuestro Código Penal está explícitamente castigado “con la pena de prisión de uno a cinco años e inhabilitación especial para empleo o cargo público, profesión u oficio de seis a 10 años quienes fecunden óvulos humanos con cualquier fin distinto a la procreación humana.” Además, en ese mismo artículo 160 se señala que: “Con la misma pena se castigará la creación de seres humanos idénticos por clonación.”

Según los responsables de “Hay Alternativas”, “lo que es reprobable desde el punto de vista legal y médico en la clonación o selección embrionaria es el hecho de la utilización de un ser humano para curar a otro. La dignidad del ser humano hace que no se pueda comercializar con éste o utilizarlo como cobaya de laboratorio, ni en su etapa embrionaria ni a lo largo de su vida extrauterina.”


Para más información:

Victoria Uroz – vuroz@hayalternativas.org – 620 858696

prensa@hayalternativas.org