Dignidad humana

20.1.05

Matar a un periodista

En su edición del miércoles, el diario El País reproducía la siguiente Carta al Director.

Con profunda pena y estupefacción, me llega la noticia de que durante las pasadas fiestas de Navidad se ha comercializado un juego de la Play Station en el que, entre otros episodios, se mata a un periodista y que además ha sido el más vendido de toda la campaña, según me comentan en unos grandes almacenes.

Mi hijo Miguel Gil era corresponsal de guerra y dejó su vida un 24 de mayo en Sierra Leona, denunciando las atrocidades que se cometían y las injusticias a las que estaban sometidos los más desfavorecidos de aquella guerra. Aquello no fue un juego.

¿Qué valores les estamos enseñando a nuestros hijos? ¿Qué ideales les estamos inculcando? ¿Qué sociedad les espera a nuestros nietos? ¿Dónde están la sensatez, la sensibilidad y, en definitiva, el sentido común.

Patrocinio Macián Blaya