Dignidad humana

7.1.05

Abortos por Comunidades

Los centros públicos de las Autonomías del PP realizan diez veces más abortos que las del PSOE
Se practicaron 79.788 abortos en 2003. Un 2,86% fueron en centros públicos: en Comunidades del PP el porcentaje llegó al 3,06, y en las del PSOE, al 0,36

JUAN FERNÁNDEZ-CUESTA/

MADRID. Casi ochenta mil abortos se practicaron en España durante 2003, según los datos que acaba de difundir el Ministerio de Sanidad. Fueron 79.788 interrupciones voluntarias de embarazo, un 3,45% más que el año anterior: 77.125. La inmensa mayoría, en centros privados: 77.507, por 2.281 en públicos.

Desde todos los sectores se reclaman más medidas para la prevención primaria de embarazos no deseados y, en última instancia, que se mejore el acceso a centros públicos a las mujeres que se vayan a someter a una interrupción voluntaria del embarazo. En 2003, de cada cien abortos, sólo 2,86 se realizaron en centros públicos y 97,14 en privados. Y a partir de las cifras facilitadas por el Gobierno socialista, hemos podido conocer que en las Comunidades Autónomas que durante todo el 2003 disfrutaron de Ejecutivos presididos por el PSOE, las interrupciones voluntarias del embarazo efectuadas en centros públicos es aún más residual (0,36 de cada cien). Aunque a alguien le pueda sorprender, en porcentaje se realizan diez veces más abortos en Comunidades del PP: tres de cada cien.

En el caso del Partido Socialista, hablamos de Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha y Extremadura, en las que 21.652 mujeres se sometieron a un aborto, pero sólo 78 de ellas no tuvieron necesidad de acudir a un centro privado. Es más, entre Asturias, Castilla-La Mancha y Extremadura sumaron 4.841 abortos. ¿Cuántos se realizaron en centros públicos? La respuesta es tres.

Navarra, sin centros

Cada intervención cuesta unos 847 euros de media por mujer, según datos procedentes de Navarra, en donde los parlamentarios socialistas se quejan de forma reiterada de que no se practican abortos, y que las mujeres que lo requieren tienen que acudir a otra Comunidad. En semejante línea, hace seis meses, la ministra de Sanidad, Elena Salgado, aseguraba en el Senado que garantizaría la equidad en el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo. Y lo hacía desde el convencimiento de que entre 1996 y 2002 (últimos datos que se conocían en junio), con el PP en el Gobierno central, el porcentaje de abortos en centros públicos había bajado del 2,77 al 2,47. Ahora, seis meses después, se sabe de un aumento en 2003 hasta el citado 2,86, y que el origen de que casi no se practiquen interrupciones del embarazo en centros públicos no es culpa del PP.

Aunque lo cierto es que también en las Comunidades Autónomas gobernadas por el PP tienen problemas con respecto a la Sanidad pública y las interrupciones voluntarias del embarazo, incluso rivalizan con el PSOE en ejemplos, con Castilla y León, Murcia y Navarra sumando tres abortos «públicos» por 6.693 en privados. Sin embargo, el porcentaje medio de interrupciones en centros públicos en el total de Comunidades populares (Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid y La Rioja, más las citadas antes) se eleva al 3,06, por encima de la media nacional.

Las interrupciones voluntarias del embarazo en España siguen, por tanto, en manos privadas, gracias sobre todo a la línea de trabajo seguida desde las Comunidades socialistas, aunque Andalucía -por ejemplo- pueda alegar en su defensa que tiene un concierto con nueve centros privados.

El perfil de la mujer que se somete a una interrupción voluntaria del embarazo (79.788) no varía: soltera (51.411), de 20 a 24 años (21.512), que vive en una ciudad de 50.000 a 500.000 habitantes (29.624), sin hijos (40.649), que no acude a centros de planificación familiar (46.245) y alega un riesgo para su salud física o psíquica (77.307). Pero hay cierta novedad que debe provocar una reflexión: están disminuyendo los porcentajes de abortos de doce semanas o menos y existe un aumento constante de los llamados de «alto riesgo», realizados a partir de la semana número trece (8.864). Por primera vez, ya son once mujeres de cada cien las que optan por interrumpir de forma voluntaria su embarazo cuando ya han sobrepasado el tercer mes de gestación.

Recordamos ahora las palabras que a finales de mayo decía a ABC el presidente de la Federación Española de Planificación Familiar, Guillermo González: sólo entre las 12-13 semanas se puede practicar la intervención menos agresiva. Hasta ese tiempo se puede interrumpir la gestación con una intervención sencilla de apenas diez minutos de duración y con anestesia local. Si el embarazo está más avanzado, la intervención debe realizarse bajo anestesia general, y la posibilidad de que surjan complicaciones es mayor. De hecho, el propio Ministerio de Sanidad califica los abortos de más de doce semanas de gestación como de «alto riesgo».


El ejemplo de la sanidad valenciana
L. DERQUI/

VALENCIA. El Gobierno de la Generalitat Valenciana decidió hace tiempo asumir en los hospitales públicos las interrupciones voluntarias del embarazo, con el fin de garantizar la calidad de las intervenciones, evitar los abusos y aumentar el control de los casos.

En este sentido, la Consejería de Sanidad llevó a cabo una reestructuración de los servicios de ginecología de los hospitales de la red pública para poder llevar a cabo este tipo de intervenciones y reducir los conciertos con centros privados, donde el control de los casos era mucho más difícil.

En su momento había trece clínicas autorizadas en las tres provincias para llevar a cabo las interrupciones de embarazos no deseados, que mantenían conciertos con el gobierno autonómico. Cada año se registraban en la Comunidad alrededor de 7.000 abortos que, en principio, se ajustan a los supuestos previstos por la ley, aunque existían sospechas de que la mayoría estaban fuera de control, a pesar de estar financiados por la Administración.

Para evitar abusos y situaciones irregulares, cada vez más intervenciones se empiezan a hacer en los hospitales públicos, para lo cual en algunos casos fue necesario contratar nuevos facultativos, y en otros reestructurar las guardias médicas.


Diario ABC: 3.I.05

1 Comentarios:

  • Adelante con el genocidio. Peor que Hitler.

    http://opusdiaboli.wordpress.com

    By Anonymous Anónimo, at 11:16 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home