Dignidad humana

1.9.04

Victoria Uroz, Asociación de Víctimas del Aborto: «Detrás del aborto hay intereses económicos que promueven que la vida no tiene valor»

Sara Martín (La Razón, Madrid).- Con 27 años y licenciada en Medicina, Victoria Uroz es secretaria de la «Asociación de Víctimas del Aborto». Se muestra en todo momento contundente respecto al «negocio del aborto», que se practica en la gran mayoría de los casos bajo el falso pretexto de la salud de la madre. «Y esto es un delito, puesto que se aborta en realidad fuera de los supuestos establecidos», asegura.

–¿Cómo ha nacido esta asociación y qué pretende?

–Tenemos varios conocidos que han abortado y se han sentido víctimas de la falta de ayuda social y de información. Ellos nos pidieron crear una asociación que los representara con asistencia médica y legal. Es obligatorio por ley informar a los padres de todas las consecuencias médicas que la madre puede sufrir, y de las que actualmente nunca se informa en las clínicas.

–¿Por qué no se suele hablar del aborto con libertad cuando precisamente ahora se quieren ampliar los supuestos?

–Porque detrás del aborto hay intereses económicos e ideológicos que promueven la idea de que la vida no vale nada. Pero las madres, víctimas de este negocio, aseguran que el aborto no es una solución digna y que hay que ofrecer otras opciones.

–¿Sería conveniente que los ciudadanos fueramos informados sobre las instituciones públicas que financian el aborto?

–Por supuesto. Hay muchos ayuntamientos, bancos y universidades que lo subvencionan. También hay una institución estatal, el CSIC, que está promocionando una página web junto con Schering –empresa farmacéutica que comercializa la píldora del día después– que, bajo el título de «Salud reproductiva», ofrece los datos del aborto. Y el aborto no es un acto médico ni de salud, es un drama.